Traducción jurada

La traducción jurada es una traducción oficial certificada por un traductor debidamente habilitado por la autoridad competente. Más concretamente, para el español, el órgano competente es el Ministerio de Asuntos Exteriores. En el caso de las diferentes lenguas autonómicas, los órganos competentes son los respectivos gobiernos autonómicos. En este caso, la Generalidad de Cataluña para el catalán, la Xunta de Galicia para el gallego y el Gobierno Vasco para las traducciones juradas de vasco.

Además, suelen ser traducciones de documentos administrativos, académicos o notariales. Algunos ejemplos de los documentos más solicitados son: certificados del registro civil, actas de matrimonio, libros de familia, diplomas, certificados de estudios, expedientes académicos, estatutos, constituciones de empresas, apoderamientos, etc.

Finalmente, la traducción jurada se entrega en formato papel con el sello y la firma original del traductor, y tiene validez legal. Por este motivo, todos los traductores jurados deben estar debidamente inscritos en el Registro de traductores jurados de la autoridad que les ha habilitado.

Mostrando todos los resultados 4